Extender Credito Comercial o No Extender

Si usted es dueño de una pequeña empresa, quizás le conviene extender crédito comercial a sus clientes. Cómo hacerlo con la mayor seguridad posible.

Share

Si usted es dueño de una pequeña empresa, quizás se ha preguntado si le conviene extender crédito comercial a sus clientes. Extender el crédito permite que sus clientes compren sus bienes y servicios con la promesa de pagar en el futuro. Esto resulta muchas veces en un beneficio mutuo, porque el crédito les da a sus clientes más poder adquisitivo y ellos tienden a comprar más si no están limitados al dinero en efectivo que tienen en el momento de hacer la compra. Hoy en día, más pequeñas empresas están extendiendo el crédito comercial. De hecho, para muchas, extender el crédito es lo que las mantiene a flote.

Claro, cómo bien se puede imaginar, extender el crédito también tiene sus riesgos. En este artículo queremos ayudarle a evaluar si extender el crédito comercial es algo que le conviene y cómo hacerlo con la mayor seguridad posible.

Extender el crédito comercial esencialmente significa que su pequeña empresa funcionará un poco más como un banco. En lugar de pedir que sus clientes paguen con tarjeta de crédito y de esta manera administrar el flujo de efectivo, se les puede dar tiempo adicional para pagar (30 a 60 días es estándar).

 

Aquí le damos unas ventajas de extender el crédito comercial para sus clientes:

  1. Aumente su ventaja competitiva.Ofrecer crédito comercial para sus clientes le dará una ventaja sobre aquellos competidores que no lo ofrecen. Considere que, cuando un cliente está decidiendo entre dos negocios, el crédito puede ser el factor decisivo. Si están eligiendo entre dos negocios similares, los clientes casi siempre optarán por el que tiene condiciones de pago flexibles.
    En industrias como la construcción, el crédito comercial es estándar, por lo que aquellas empresas extienden el crédito comercial con el fin de mantenerse al día con la competencia.
  2. Aumente sus ventas.Extender el crédito comercial puede aumentar el volumen de sus ventas. Como dijimos anteriormente, si sus clientes tienen más tiempo para pagar, eso por lo general aumenta su poder de compra, y probablemente comprarán más, generando más ingresos para su negocio.
  3. Aumente la lealtad de sus clientes.Dándole a sus clientes más tiempo para pagar, les hace saber que usted confía en ellos, y esto sin duda aumenta la lealtad de sus clientes. Además, ampliar el crédito comercial demuestra que su empresa tiene estabilidad financiera y es digna de confianza.

Y aquí le damos algunas razones por las que su pequeña empresa NO debería extender el crédito comercial:

  1. No es estable su negocio. El crédito comercial no es una buena idea para empresas financieramente inestables o que están pasando por momentos difíciles. Esto es porque, dependiendo de las condiciones de pago que usted ofrezca, habrá un retraso entre el momento en que proporcione los bienes y servicios y el momento en que sus clientes realmente le paguen.
  2. No tiene buen crédito. Si usted no puede exponerse a que baje el puntaje de crédito de su negocio, no extienda el crédito comercial. Al contrario, necesita considerar otras opciones más seguras, como pedirles a sus clientes el pago por adelantado en efectivo. O bien, extienda el crédito comercial sólo a sus clientes más dignos de confianza.
  3. No se quiere arriesgar. Siempre existe el riesgo de que sus clientes no le paguen por los bienes y servicios que proporciona a crédito. Se puede minimizar este riesgo tomando ciertas medidas, como verificar el historial crediticio del cliente, o requerir un depósito por adelantado.
  4. No tiene tiempo para estar cobrando: A diferencia de las ventas en efectivo, hay que estar más organizado para administrar cuentas a crédito por cobrar. Ya sea usted o su contador, alguien tendrá que estar al pendiente de la facturación de las cuentas y cobrar el pago por correo electrónico, por teléfono o por correo normal.
  5. No hay necesidad.Evalúe si usted tiene o no una verdadera necesidad para extender el crédito comercial. Si normalmente las empresas en su industria no extienden el crédito, quizás no es necesario. Es preferible la estabilidad financiera.

Si usted ha decidido que quiere extenderles el crédito a sus clientes, ¡felicidades!

Es un gran paso que probablemente le beneficiará. Pero hágalo con la mayor seguridad posible, tomando en cuenta estos siguientes puntos:

  • Ponga en práctica reglas de crédito claras y concisas. Determine a quién le dará crédito, cuánto crédito le dará y cómo controlará ese crédito una vez que se haya extendido.
  • Utilice una solicitud de crédito completa. Incluya referencias comerciales, información bancaria, autorización para verificar el crédito, los términos y condiciones, y las exenciones de responsabilidad.
  • Obtenga un informe crediticio del cliente. Emplee las agencias de informes crediticios como Equifax, Experian y TransUnion para determinar la solvencia de su cliente.
  • Intercambie datos de pago. Comparta información con las agencias de crédito para reducir los pagos atrasados e incumplimientos de clientes y ayudar a mejorar los cobros.
  • Ofrezca opciones de pago. Deles a sus clientes varios métodos de pago de facturas, como el pago en línea, el pago por correo y el pago por teléfono.
  • Evalúe a sus clientes. Examine la cantidad de negocios que le brindan sus clientes. Deles crédito a los que generan muchos ingresos, especialmente si llevan tiempo respaldando a su negocio; lo más probable que esos clientes pagarán sus facturas.

Y aunque seamos algo redundantes, cabe mencionar lo siguiente:

  • No extienda crédito – sin poner sus términos de crédito por escrito.
  • No extienda crédito – si su empresa no tiene un buen flujo de efectivo.
  • No extienda crédito – sin conocer las leyes que rigen el crédito al consumidor.
  • No extienda crédito – si su empresa no puede asumir el riesgo.
  • No extienda crédito – a todos y cada uno de sus clientes; sea juicioso.
  • No extienda crédito – a menos que tenga una política de cobro bien establecida y fácil de administrar.

El éxito de cualquier negocio depende de la adquisición y retención de clientes. Una vez que su negocio este lo suficientemente establecido para generar un flujo de efectivo confiable, usted podrá proporcionarles a sus clientes el crédito. Reduzca su riesgo empezando con los clientes más leales o de más confianza. Recuerde quién está en control – usted decide a quién otorgarle crédito y con qué condiciones. Con una estrategia que combina la cautela con la buena administración, poco a poco podrá ver un aumento en sus ventas y crecer su negocio.